tvmarete.es.tl
  istorias de amor
 


istoria 1

istoria admin



Esta historia comenzó hace unos años, no podría decir exactamente una fecha pero comenzó junto con el período de estudios del año 2004.

 

En ese entonces era bastante joven, toda una niña inocente que aún soñaba con encontrar ese chico que fuera el ideal, perfecto… aún no tenía idea de lo doloroso que amar a alguien podía ser, ni siquiera los celos existían para mí.

Como era de costumbre en el colegio al que iba, para comenzar las clases con una buena integración hacia aquellos chicos que no habían venido en años anteriores, realizábamos actividades en un campo, donde intercambiábamos muchísimas cosas y lográbamos conocernos mejor para que los días de clase no se hicieran tan vergonzosos para nadie.

Allí fue que lo conocí, a él, al único, al primero.

Era rubio, pero no era eso lo que me atraía de él, al contrario… era su personalidad, era totalmente único para mi. No era el típico niño que sólo quiere molestar, le importaba que le fuera bien a pesar de que su capacidad no era la mejor en cuestión de estudios, era sincero, puro…

Fue así que me fui acercando y al año siguiente era mi mejor amigo, mi compinche y mi compañero con preferencia en cada trabajo de equipo que tuviera que hacer.

Cada que llegaba el fin de semana él me llamaba, o si no era así lo hacía yo. Realmente no podíamos habernos unido más, o eso creía…

La verdad no voy a negarlo, me gustaba, mucho. ¡Era lo que esperaba hace tanto! Bueno, no tanto, pero si lo que esperaba.

Por desgracia el destino no me hizo una buena jugada ese año, o al menos no al principio, ya que se había puesto de “novio” con mi mejor amiga. ¿Se imaginan? Fue horrible que ambos me pidieran consejos para poder estar mejor entre ellos.

De todos modos su relación fue corta y de a poco él comenzó a mostrar interés en mí. No existía un solo día en que me fuera mal y no recibiera un sms de preocupación por su parte, me sentía tan bien.

Una mañana, mientras seguía con un día normal de mi vida me llamó… como dije al principio éramos niños, no de 8 años, pero si lo suficientemente pequeños como para vernos a solas… y me dijo que le gustaba, que sentía cosas por mi y que quería que fuera su novia. ¡Como imaginarán acepté sin una sola duda!

Los siguientes dos meses y medio fueron los mejores de mi vida, los mejores que hubiera siquiera imaginado tener. Casi todas las mañanas recibía un mensaje preguntando como había amanecido, y lo mejor de todo… no me pedía nada a cambio… estar conmigo era suficiente.

El problema fue cuando su hermano llamó diciéndome que me engañaba con alguien más. Mi corazón se rompió en mil pedazos, nunca antes me había sentido tan mal. Y es que un engaño lo veía como algo de novela, algo que no podía pasarme a mí, de ninguna manera.

Los años pasaron y me volví insegura, la persona que más me importaba me había traicionado. La persona que antes era mi mejor amigo ahora solo era un compañero, un conocido.

Exactamente a los tres años nos reencontramos ya que él había dejado la secundaria para irse a otra. Volverlo a ver, tenerlo frente a mi logró remover todos aquellos sentimientos que para mi habían quedado enterrados, ya no existían.

Durante ese año el volvió a mostrar interés en mi, incluso podría decir que estuvimos A punto de andar. Pero ese fue el problema, andar no era lo que yo buscaba, podría decirse que estoy hecha a la “antigua”, las relaciones abiertas no son para mí.

El punto es que a diferencia de lo que acostumbraba a hacer con el resto, a mi me lo preguntó, quiso saber si era lo que quería, ya que con las demás simplemente las besaba y después el típico “Si te conozco, no me acuerdo”.

Eso junto a muchas otras cosas, como ser las miradas que existían cuando nos veíamos y lo diferente que me trataba me hizo sentir especial, que algo existía aún de ese sentimiento.

Ahora él es una persona diferente, cada vez que nos vemos es como si nunca nos hubiéramos visto antes… no nos saludamos. Es como si nos odiáramos, o algo así. Pero sé que cuando nos miramos cada uno sabe que no es así, que el otro fue importante también.

Es muy triste de todos modos pensar que de ser el chico ideal pasó a ser quien cuenta con todos los “anti-requisitos” para estar junto a mí. Ahora es todo lo que odio en una persona, mujeriego, mentiroso, toma, fuma, todo.

A pesar de eso creo que nunca lograré olvidarlo, aunque quiera, aunque me sobren razones… porque aunque haya sido la persona que más me lastimó también fue la persona que me hizo más feliz.

Mi primer, y hasta ahora, único amor.

istoria 2

istoria de malena


Eh, esto comenzo cuando yo tenia 12 años y empezaba el colegio secundario. Fue ahi donde conoci a Agustin, que en ese entonces lo vi hermoso, y elmas simpatico y bueno de todos.. pero ni la hora me daba.. por lo contrario no me registraba…. Ya en segundo año me empezo a tomar en cuenta un poco mas, y un dia nos sentamos juntos, charlamos, me hizo reir .. y cada dia me gustaba mas… Nos hicimos amigos, MUY amigos, o por lo menos el fue mi mejor amigo pero yo me moria por el… me presentaba chicos y me preguntaba porque no le daba unaoprtunidad si eran facheros?, me daban ganas de gritarle ¡PORQUE TE AMO A VOS IDIOTA!. Pero bueno, un dia charlando con una de mis mejores amigas, asi como pasa siempre a modo de confesion me dijo que le gustaba Agustin! ohhhhh… casi me muero y le dije Belén vos sabias todo lo que a mi me pasa con el? en todos los que hay en el mundo, justo EL?…. pero bue.. siempre fui mas sumisa y me lo aguante.. el tambien se sintio atraido por ella, y alli se quebro mi corazon.. en mi fiesta de quince años se dieron su primer beso.. que bello recuerdo!… :( Yo me aleje de el, pero igualmente me desvivia al verlo, y aveces caminabamos juntos y me contaba sus cosas y me pedia un abrazo y yo.. me moria por dentro… Un dia me empezo a mandar mensajes confesandome que me queria, pero no como a su mejor amiga!… y yo no le respondi.. solo llore toda la noche…. un sabado sali al boliche y lo vi … de lejos, y no quise acercarme.. ya ni lo podia tener cerca me moria de ganas de tomarle la carta y robarle un beso… pero en medio de la noche el me encontro y fuimos a charlas.. me confeso su amor, y aun recuerdo cada palabra retumbandome en los oidos, hasta creo que el lloraba.. y el me tomo la cara, y me beso.. y fue el mejor beso de toda mi vida…el mejor y el peor porque estaba traicionando a una amiga.. y mientras lo disfrutaba me moria …y desde ese momento no le pude hablar por un buen tiempo y cuando logre expresarme le pedi que se decidiera que queria hacer.. y fue alli cuando me di cuenta que el confundido era el.. el no me amo nunca, el jugo conmigo porque supo lo que yo sentia.. y se aprobecho… hoy estamos en el ultimo año de secundaria, y si el fue importante para a mi.. pero no nos hablamos y ni siquiera nos miramos a la cara el ya hace 4 años esta con belen… y no se acuerda ni el minimo detalle de aquella noche.. mi amiga sabe lo que paso entre nosotros pero se hace la tonta.. ella no quiere perderlo.. y yo, encontre al hombre de mi vida, al que me llena el alma todos los dias, y no se asemeja en lo mas minimo a agustin.. mi hombre da la vida por mi y me ama.. que es lo unico que yo queria… No es una gran historia pero en fin… es algo.. adios.



istoria 3

istoria de argentina

No sé bien porque me encuentro escribiendo esto un jueves a las 0:23 de la madrugada, pero tengo en el corazón muchas cosas que me están pesando.

 

Él siempre me había gustado, desde que tenía 10 años. Me enamoraba su pelo, su manera de ser, todo me gustaba de él. Después de cuatro años tuve la suerte de verlo en una fiesta, y como juego de adolescentes terminamos a los besos en el lavadero de la casa de mi amiga. Fue el momento más feliz. Mi sueño –en ese entonces mi mayor sueño, quién diría que hoy anhelo cosas aún más grandes- se había hecho realidad: había besado, abrazado, tocado al hombre más lindo para mi, y el que me hacía volver loca todos los días en el colegio.

Así dimos vueltas, él cayó en manos de muchas amigas mías en ese entonces, peleé por el como si fuera mío, y solo tenía de el un beso. Charlas inocentes, aunque atrevidas de mi parte nos llevaron a vernos un día, todo demasiado “adolescente”, casi no hablamos, estábamos avergonzados. Me acompañó a la parada del colectivo y me miro como diciendo: “¿y?”. Me sentí abrumada y a la vez con ganas de besarlo con fuerza, por todo el tiempo que pasó hasta que nos volvimos a ver. No pensé dos veces: lo besé. Y es el día de hoy, que no me arrepiento. Mi colectivo llegó, me besó en la boca y me fui. Ese día fui feliz.

Siguió pasando el tiempo, nos conocimos aún más y a los dos meses, un nueve de diciembre nos encontrábamos enamorados, prometiéndonos amarnos, siendo novios.

Yo era muy chica para el, y el igual me amaba, me adoraba. Cometí mil errores al lado de el. Lo engañé, le mentí y me defendí creyendo que era solo porque tenía quince años. ¿Qué sabía yo de amor? No me di cuenta lo que realmente sentía con el a mi lado hasta que ya estaba muy lejos mío. Aún así lo busqué y lo volví a enamorar. Volvimos, esta vez para siempre, creíamos.

Pasó un año entero y llegó mi viaje a Bariloche. Nunca me sentí tan emocionada por irme, me parecía inútil, una perdida de tiempo y de dinero. Pero igual fui. Creo que lo que se vive en ese viaje, lejos de la familia, lejos del control o lo que sea, hizo que la visión de la realidad me cambiara totalmente y confundí lo que sentía con una mala experiencia que había vivido en Bariloche. Esta vez no lo engañé, pero lo maltraté, lo herí de cualquier manera posible.

Nos volvimos a separar. Pasó un mes, el conoció otra mujer y de nuevo me encontré yo llorando por el, porque realmente lo amaba y sabia que lo que había hecho había sido un trastorno casi instantáneo provocado por el viaje, la adolescencia, las hormonas y la compañía las 24 horas del día de miles de adolescentes revueltos.

Nunca me cansé de insistir. Volvimos nuevamente. Su corazón estaba igual destrozado y eso ya no lo podía evitar.

El destino hizo que aquellas vacaciones que habíamos planeado juntos, no pudieran darse y acabó yendo con su mejor amigo, al que yo quiero como si fuera un amigo mío.

Siempre supe y estuve muy segura que el me amaba más de lo que yo me pudiera imaginar. Que su amor era incondicional, que yo era todo para el, como el era todo para mi. Muchas cosas me pasaron por enfrente y no las pude ver. Él me mintió, me engañó. Me pagó con la misma moneda y me dejó.

Creo que mi vida ya no tiene sentido sin el, y si la tiene, aún no logro encontrarlo. Antes de irse hicimos una promesa: que los dos estaríamos bien, para que el pudiera darse cuenta de que me extrañaba y no podía vivir sin mi, sin nosotros. Me dio su anillo de compromiso, él tomó el mío y acá estamos cumpliendo esa promesa. Dios sabe cuándo el se dará cuenta. Yo me di cuenta hace rato.

Hay algo que me pesa adentro. Una culpa, un dolor, un lamento. Por problemas personales míos, nunca pude hacerle el amor. Nunca pude demostrarle más allá de las palabras y los besos lo que el era para mi. Todavía lamento mucho no ser yo quien lo toque, lo bese y lo reciba en mí. No quiero que aquello que soñamos tantas veces, se lo robe otra persona que no sentirá nunca lo que yo siento por él. Ni quiero que un hombre que jamás estará a su altura, pueda hacerme lo que él nunca pudo. Esto fue culpa mía, aunque no voluntaria, y mi dolor es profundo. Después de cuatro años no pude enseñarle todo mi amor y toda la vida que planeé con el, se fue más rápido de lo que lo puedo imaginar.

Lo amo con la vida, lo extraño y lo estoy esperando.

Somos únicos los dos y cuando estamos juntos es más que amor. Con él se fue mi vida, que le di en sus manos. Con él se fue todo lo que soy. Pero si me preguntas qué quiero en este momento, yo no quiero mi vida de vuelta, yo sólo lo quiero a él y hacerlo feliz.

El día que yo vuelva a hacerlo reír, tendré vida otra vez.

 

 

istoria 4

istoria de una mujer enganada

Hace un año más o menos, me enamore de un chico, di todo por el y me quede sin nada. Estuvimos juntos 8 meses muy felices pero él empezó a salir mucho de fiesta con sus amigos, pero yo no podía salir todos los días porque tenia que estudiar y mis padres no me dejaban salir mucho.

 

Una noche me encontraba mal y no me apetecía salir. El se fue a una discoteca con una amiga mía y dos amigos suyos, yo confiaba mucho en el y creía que no iba a hacer nada que a mi me molestara, pero eso no fue así. Me engaño con mi amiga… no sabia lo que pensar de el y al final le perdone.

Después de 3 meses yo me quede embarazada y yo tenía 14 años y me daba mucho miedo decírselo a mi madre o algo. No se lo dije a nadie, solo lo sabíamos yo y el. Paso un mes y me volvió a engañar con otra amiga, y eso que sabían lo mal que lo estaba pasando.

Decidí volver a perdonarlo, el embarazo siguió adelante y no me atrevía a decírselo a nadie. Cada día quería más a aquel chico.

Llegue a los 5 meses del embarazo, se me estaba notando ya así que decidí decírselo a mi hermana. Ella me ayudo mucho y al final se lo dijimos a mi madre, hablamos con sus padres y decidimos que lo mejor era que yo abortase. Antes del aborto me dijeron que mi mejor amiga estaba tonteando con mi novio y empecé a discutir con ella. Al final el me dejo y se fue con otra. Tuve que abortar y pagarlo mi madre el aborto y yo quedarme sola con el sufrimiento.

Han pasado nueve meses y ese chico pasa por mi lado y ni siquiera me mira después de todo lo que yo he hecho por el. Nadie volverá a hacerlo.

Cuando estéis enamorados, no deis todo por esa persona porque llegara algún día que te quedaras sin nada, igual que yo me quedé. Se me quedará en mi mente grabado lo mal que lo pase y su querida novia ya tendrá cuernos porque ese chico no es solo de una mujer, es de varias y eso es porque no suelta la botella. Opinad según lo penséis.

 

 

Hace un año más o menos, me enamore de un chico, di todo por el y me quede sin nada. Estuvimos juntos 8 meses muy felices pero él empezó a salir mucho de fiesta con sus amigos, pero yo no podía salir todos los días porque tenia que estudiar y mis padres no me dejaban salir mucho.

 

Una noche me encontraba mal y no me apetecía salir. El se fue a una discoteca con una amiga mía y dos amigos suyos, yo confiaba mucho en el y creía que no iba a hacer nada que a mi me molestara, pero eso no fue así. Me engaño con mi amiga… no sabia lo que pensar de el y al final le perdone.

Después de 3 meses yo me quede embarazada y yo tenía 14 años y me daba mucho miedo decírselo a mi madre o algo. No se lo dije a nadie, solo lo sabíamos yo y el. Paso un mes y me volvió a engañar con otra amiga, y eso que sabían lo mal que lo estaba pasando.

Decidí volver a perdonarlo, el embarazo siguió adelante y no me atrevía a decírselo a nadie. Cada día quería más a aquel chico.

Llegue a los 5 meses del embarazo, se me estaba notando ya así que decidí decírselo a mi hermana. Ella me ayudo mucho y al final se lo dijimos a mi madre, hablamos con sus padres y decidimos que lo mejor era que yo abortase. Antes del aborto me dijeron que mi mejor amiga estaba tonteando con mi novio y empecé a discutir con ella. Al final el me dejo y se fue con otra. Tuve que abortar y pagarlo mi madre el aborto y yo quedarme sola con el sufrimiento.

Han pasado nueve meses y ese chico pasa por mi lado y ni siquiera me mira después de todo lo que yo he hecho por el. Nadie volverá a hacerlo.

Cuando estéis enamorados, no deis todo por esa persona porque llegara algún día que te quedaras sin nada, igual que yo me quedé. Se me quedará en mi mente grabado lo mal que lo pase y su querida novia ya tendrá cuernos porque ese chico no es solo de una mujer, es de varias y eso es porque no suelta la botella. Opinad según lo penséis.

istoria 5

istoria de una nina de 14 anos  el primer beso


Todo empezó un día de abril. Él tenía 17 y yo 14, en realidad éramos dos niños ingenuos que sabíamos mucho de nada. Yo esperaba encontrar al amor de mi vida. el príncipe azul, ese amor del que nadie es capaz de escapar. Él parecía un tonto, solo de ésos que buscan diversión. Pero, no fue certero prejuzgarlo.

Lo vi por primera vez en un jardín en donde se suele ir a descansar. Yo estaba llegando, y el estaba bajo un árbol, dormido. No pude evitar mirarlo detenidamente, y sentí como si mi corazón fuera a estallar.

Desde ese día, decidí concurrir a ese jardín para verlo.

Descubrí que iba sólo los lunes y los viernes, por un motivo que desconocía, y se sentaba en el mismo árbol, a descansar. Y yo solo me atrevía a mirarlo.

Un día, lunes, fui a aquel jardín. Pero no lo vi, y decidí ir hacia aquel árbol por simple curiosidad y descubrir que era lo que aquel chico anhelaba de ese árbol tan común.

Cuando me acerqué lo justo para que sus ramas me cubrieran con su sombra, lo descubrí. algo de ese árbol te llenaba de paz.

Ya estaba por irme, cuando en ese instante vi que él entraba al parque, dirigía una mirada en mi dirección y comenzaba a acercarse.

No fui capaz de moverme, ese árbol me tenía atrapada.

Llegó hasta mi lado, y dijo que lo disculpara, pero que no podía evitar no ir a ese árbol, y que no deseaba no ser una molestia para mí

- Si, no hay problema. Te he visto varias veces acá, solo puedo pensar que la intrusa en este momento soy yo.

Cuando finalmente se acercó lo suficiente como para poder verlo bien, quede paralizada; era mucho más lindo de lo que imaginaba. Mas de lo que podía creer.

-Me llamo Gonzalo, ¿y vos?- al decirlo, dejó ver una sonrisa. La más hermosa que vi en mi vida. Estaba claro; me había enamorado de el.

-Yo Milena- no podía hablar demasiado, estaba demasiado nerviosa para hacerlo. Como dije antes, no fue bueno prejuzgarlo; no era un tonto, no, era la persona más dulce que conocí.

-Mucho gusto, Milena- dejó ver nuevamente esa sonrisa tan arrebatadora. -¿Me puedo sentar a tu lado, entonces?-

-sí, claro. Después de todo creo que yo estoy en tu lugar-no podía decir más que la verdad. Él me fascinaba.

Estuvimos hablando largo rato. Me habló sobre su familia, que era lo más importante que tenia. Pero al decir esto, una nota de tristeza asomó a sus ojos. No lo comprendía.

-¿Te sentís bien?- le pregunte.

Con un esfuerzo, disimuló su tristeza, y m dijo que no era nada, sólo un mal recuerdo. Hacía poco menos de un año, conoció a una chica, Soledad, de quien se había enamorado. Pero que era su amor imposible, porque ésta ya no estaba en este mundo.

-¿Te confieso algo?- dijo algo avergonzado. -Me acerqué a vos porque te le pareces mucho. No pude evitarlo.

Me quede helada. Totalmente sorprendida. Nunca pensé que algo así m podría estar pasando.

-Me tengo que ir. Disfruté mucho de tu compañía, acostumbro a pasar mucho tiempo en soledad. – dijo él.

-Si, es tarde, creo que yo también me voy a mi casa. fue un gusto conocerte. -sin perder un segundo, dijo – Nos vemos este viernes, ¿verdad?-

-Sí, claro. -

Me dio un beso en la mejilla. y vi como se alejaba.

Me levanté, y me encaminé hacia mi casa.

Nos encontramos el viernes de la misma semana, bajo el árbol-nuestro, podría llamarlo-.

Me gustaba mucho su compañía, y él parecía sentirse igualmente cómodo con la mía.

Ese día, la despedida fue mejor. pero más dolorosa.

Me dio un beso en la mejilla, como el lunes. pero esta vez, sus labios llegaron a rozar los míos, aunque pareció no darse cuenta.

Mientras nos separábamos, sentí un dolor profundo en mi corazón; no soportaba la idea de estar lejos de él tantos días. hasta el nuevo encuentro, en nuestro árbol.

Pasaron semanas. y nosotros seguíamos manteniendo la misma amistad, buena, pero solo amistad.

Hasta que llegó el día más deseado por mí.

Un lunes, como aquél en el que hablamos por primera vez, me esperó en nuestro lugar, con un ramo de rosas. no cabía en mi misma de la emoción que tenía al caminar hacia el.

Recuerdo ese día como si fuera ayer. Gonzalo tenía una bermuda blanca, de esas que m gustan a mí. y una camisa negra. esa vestimenta hacía resaltar sus hermosos ojos celestes, que a su vez contrastaban con su cabello negro. era perfecto.

Llegue hasta donde él se encontraba.

-Hola Milena. te veo sorprendida. – esta vez su sonrisa fue mucho más hermosa que la ultima que recuerdo.

Yo no pude articular palabra. entonces, él siguió hablando.

-En este tiempo, mantuvimos una muy dulce amistad. y dentro de mí, fue creciendo algo más que eso. un profundo amor. Yo te amo Milena. -

Mis ojos me delataron. ¡era obvio que yo sentía lo mismo por el!

Y sin esperar respuesta, me besó.

Confieso que ese fue mi primer beso y hasta el día de hoy lo recuerdo.

Sentí algo muy profundo. no era solo el contacto de nuestros labios lo que hacía que mi corazón quisiera salirse de su lugar. era como si nuestras almas se unieran.

Era la primera vez que tantos sentimientos nuevos y hermosos pedían a gritos salir de mí.

No podía respirar. y en ese momento, delicadamente, separó sus labios de los míos. Y me miró, tiernamente. sus ojos eran lo más lindo que había a mi alrededor. porque en realidad, yo había perdido la noción del tiempo, del espacio. de todo. lo único que sabía era que estaba junto a él, y con eso me bastaba. era inmensamente feliz.

-¿Querés ser mi novia?-preguntó, emocionado, tanto como yo lo estaba.

-Si Gonzalo. ¡Yo siempre te amé! Desde el primer momento en que te vi. pero nunca me animé a decírtelo. – un líquido tibio comenzó a correr por mi cara. creo que estaba llorando. -No te das una idea de lo feliz que me siento. -y escondí mi cara en su hombro, no quería separarme de el ni por un segundo. nunca más.

 

 

istoria 6

istoria de juan david

Hola a todos. Mi nombre es Juan David y tengo 20 años y soy del Distrito Federal y junto a mi novia Karla Dessiré que tiene 16 años y vive en Baja California escribimos esta historia en homenaje a esta página, ya que historias de amor nos unió a pesar de la distancia.

 

Toda esta historia empezó un 7 de febrero del 2010 por Internet. Un día como si nada yo estaba conectado desde una cuenta diferente a la mía, la usaba para conocer gente nueva de diferentes países, fue cuando apareció ella, me hablo de la nada, simplemente me dijo: “Hola”. Al principio no preste atención, para mí era alguien más de Messenger.

Días después otro de mis contactos me pidió que le mostrara una foto de mí, pero ese contacto era medio pervertido, así que decidí seguirle el juego y puse la foto de un chavo guapo que encontré en Netlog. Había muchas fotos de el por lo que descargué todas por si no me creía, pero minutos después Karla me volvió a hablar. Entonces me pregunto si era el de la foto o era un primo o algo. Le respondí “era yo”. Le dije un nombre falso, en esos momentos se dio vida a un personaje.

Un día yo le pedí una foto y me respondió que no sabía poner fotos en Messenger. En ese momento dije “Este es otro pervertido”, pero cambie mi opinión cuando me paso el link de su myspace. En ese momento conocí a una niña bellísima, realmente bonita, pero yo de ser el chico guapo de las fotos era un mentiroso feo con baja autoestima.

Poco a poco Karla y yo hablábamos más, de media hora que me conectaba se volvió una hora o dos y siempre hablábamos reíamos. Era lindo, me contaba sus cosas, me pedía consejos, sentía bonito.

Un día después de una fiesta llegue borracho a mi casa me conecte y en ese instante ella me hablo, y empezamos a hablar fue cuando le confesé que me gustaba, pero no le dije quién era en realidad. Ella no acepto porque tenía novio aun. Pasaron los días y me llega con la noticia de que termino con su novio, entonces de juego le mencione lo del noviazgo. Ella dijo que quería esperar por su reciente relación. Era mayo, hablábamos, peleábamos, nos decíamos muchas cosas, le decía top model, chica artista gordita, etc, etc.

Para junio tuve un problema con mi laptop se descompuso y ella igual estaba en otras actividades por lo que nos dejamos de conectar más de un mes, pero en vacaciones iba a los café Internet para ver sus fotos del myspace. Llego la última semana de julio ya tenía mi Laptop y me conecte porque me estaba inscribiendo para entrar a otro semestre a la escuela. Fue cuando ella me hablo me dijo como estaba y yo bien, pero me portaba diferente con ella, no le hablaba como siempre. Pasó así unos días hasta que ella me reclamo por qué no le hablaba como siempre, le conteste “no se” entonces me lo dijo es “que quiero que me digas como antes y que paso con la pregunta de qué querías que fuera tu novia” entonces dije “que paso de que“. Fue cuando acepto ser mi novia y yo me quede impactado, asustado, feliz y triste porque ella se enamoró de un personaje que yo inventé. Yo no era el de las fotos, era alguien más, pero los sentimientos hacia ella eran y son reales, yo acepte penando en cómo decirle la verdad que no era el de las fotos que era alguien más.

Pasaban los días y era hermoso ella entro a la prepa, yo estaba en la mitad de mi carrera, cada noche era mágica, hablábamos por horas nos decíamos “te amo”, pero en mi caso me sentí culpable porque le mentía sobre la persona que era su novio, era totalmente diferente a las fotos. Trataba de hacerla feliz pero yo me sentí mal, sabia su pasado por eso quería que fuera muy feliz. Al primer mes tuvimos la primera pelea pero era la oportunidad perfecta para que ella me odiara, me despreciara y me eliminara, pero no fue así. Ella dijo que me amaba y no quería perderme entonces pedí perdón. Era hermoso.

Karla es mi primera novia. la amo demasiado pero en ese tiempo me sentía tan culpable como enamorado, en la escuela estaba de mal humor y triste por Karla, quería decirle la verdad pero no podía, en cambio buscaba oportunidades para hacer berrinche y me odiara para que me eliminara, pero era difícil no podía dejarla, siempre pedía perdón nunca pude alejarme. Peleamos como 5 veces antes de octubre, nuestro tercer mes, entonces le invente un viaje a Japón con la esperanza de que me olvidara, pero no aguante ni una semana y otra vez me conectaba pero ya tarde ya que según andaba en Japón, ella me hacía detalles bonitos, me dedicaba fotos, videos, ponía el micrófono porque le gustaba que la escuchara ponía la cámara para que la viera, aunque yo no pusiera la mía. Fue increíble, quien hace eso más que alguien que te ama, y me sentía más y más culpable, trataba que me odiara con peleas, pero seguíamos así hasta año nuevo donde pasó algo curioso: El 1 de enero mi perro se cayó de la azotea donde vivo y se perdió, un perro que quiero y tenía desde hace 11 años. Sabía que dios me la estaba cobrando. No encontraba a mi perro y pensaba en Karla “esto me pasaba por hacerle daño” cuando recibí una llamada que encontraron a mi perro, entonces fui corriendo lo cargue no tenía nada a pesar de caer dos pisos entonces dije “gracias, dios” ahora le diré todo a Karla.

Al día siguiente en la noche de 2 de enero del 2011 me conecte y ella me saludo “Hola amor” y todo entonces pensaba en decirle una mentira más pero dije “es suficiente”. Entonces prendí el micrófono y hable con ella por casi dos horas le confesé todo que mi nombre era Juan David, que no era el de la foto, ella lógicamente quedo decepcionada y al final tomo la decisión de eliminarme.

Pasó una semana. No aguantaba, la necesitaba, quería saber de ella, entonces le mande un correo preguntando por ella. No esperaba respuesta, pero respondió, decía que me extrañaba, que quería conocerme como era yo realmente. Entonces la agregue a mi correo, ella pidió que prendiera la cámara y lo hice pensé que me eliminaría pero no, me acepto como soy, ese día lógicamente se portó indiferente pero al día siguiente todo regreso a la normalidad. Hablábamos horas y horas por webcam.

El 14 de enero fue cuando le pedí que fuera mi novia me diera una segunda oportunidad y me la dio. El primer mes fue hermoso nuestro primer mes cayó en 14 de febrero, después empezamos a pelear y seguimos peleando tenemos enfrentamientos demasiado fuertes al grado de terminar pero el amor gana. Estamos inspirados en un video de Internet llamado “Amor a distancia Wendy y Daniel”, porque nuestro amor es igual.

Vendo dulces en mi escuela para juntar dinero e ir a conocerla el próximo 22 de junio. Los padres de Karla y los míos nos apoyan. Ella es demasiado especial, hemos llorado reído, la amo como nunca, y estoy feliz porque el 22 de julio la conoceré, ella es mi mejor amiga y novia.

Esta es nuestra historia de cómo ella me perdono a pesar de una mentira, de un amor a distancia por Internet. Llevamos casi 15 meses conociéndonos, casi tres meses de novios formales, 8 meses de novios de chocolate.

Quien lea esta historia la historia de Karla y mía, les queremos decir que el amor a distancia existe, que es tan real como cualquier otro porque hay amor entre dos personas, quienes lo vivan no se desesperen, no comentan mi errores, confíen en su pareja, dedíquense a amar y no a pelear, yo en 3 meses conozco a mi novia y esta historia se hará mas grande.

Dessiré te amo mi nena, te amo bebe. Gracias por todo, por tu amor, por todo bebé.

Nota. Esta página la visitamos Dessiré y yo desde hace más de un año, de aquí saque su correo. Esta página nos dio la oportunidad de conocernos. Señores vivan y disfruten a su amor al máximo aunque viva al otro lado del mundo el amor siempre gana. Dessiré y yo en 84 días nos conocemos. El 22 de julio por fin la veré.

Te amo Dessiré, mi amor a distancia.

istoria 7

istoria de una linda chica y su orgullo

Hola, bueno mi historia es el típico caso de la mujer orgullosa, la creída, aquella que piensa que por ser bonita y tener un cuerpo espectacular el siempre estará a tu lado rogándote; y que por mas que lo ignores y lo trates mal siempre estará allí esperándote. ¡Porque es tuyo!

 

Mi historia de amor comienza hace 5 años cuando una amiga me lo presento y desde entonces Cupido me flechó, literalmente. La verdad era algo que nunca había sentido por alguien y que en realidad no sabía como manejarlo. Bueno, luego nos conocimos más y nos hicimos novios. Fue una relación algo extraña, porque nos veíamos a menudo, pero solo bastaba verlo para quedar embobada.

Luego hubo muchos problemas en nuestra relación por los chismes, pues me dijeron que tenia otra y yo hice lo mismo y decidí distanciarme; pero el estuvo detrás de mi por mucho tiempo e incluso buscaba a mi amiga para preguntarle sobre mi. Pero finalmente se canso y sin haber terminado nuestro noviazgo se busco otra, y me la pasaba por mi cara cuantas veces quería; o pasaba solo a cada rato donde yo estuviera pero sin mirarme y me ignoraba totalmente.

En ese momento me di cuenta que lo había perdido y me quería morir, pero nunca lo busque ni le demostré lo sentía aunque por dentro quería gritárselo. Pero mi orgullo pudo mucho más. Desde entonces solo veo de lejitos y se de el por los comentarios.

En realidad quiero que ayuden, he tenido otros novios pero de ninguno me he enamorado y son horas que no he podido olvidarlo pero tampoco lo he buscado y me arrepiento mil veces haberme alejado de el; pero ya es muy tarde: el tiene su novia y sé que la quiere mucho.

A veces quisiera saber si el todavía me quiere y si solo esta dolido, porque no me habla y me bloqueó de su Facebook. He pedido consejos y me dicen que eso pasara con el tiempo; pero yo lo veo muy lejano, ya hace dos años y lo que siento por el sigue intacto. He pensado en buscarlo, pero pienso que si el después de tanto tiempo no lo ha hecho es porque no le intereso.

Ayúdenme, no se que hacer estoy desesperada no dejo de pensar en el ni un instante y he sufrido mucho

que te paresieron deja tu comentario

 

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 15 visitantes¡Aqui en tvmarete.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
tvmarete.es.tl....